Escoge a tus amigos con cuidado porque tu cerebro terminará pareciéndose al suyo,

Escoge a tus amigos con cuidado porque tu cerebro terminará pareciéndose al suyo,

Con nuestros amigos, no solo compartimos los buenos y los malos momentos. El escritor Robert Louis Stevenson afirmó “Un amigo es una imagen que tienes de ti mismo”, y según las Neurociencias no andaba muy desacertado ya que al parecer compartimos muchísimo más de lo que podíamos pensar con nuestros amigos: nuestras respuestas neuronales.

Un estudio realizado en la Universidad de Dartmouth revela que podemos percibir el mundo de la misma manera que nuestros amigos ya que tenemos respuestas neuronales similares ante los estímulos. Estos neurocientíficos descubrieron que pueden predecir con qué personas podríamos mantener una buena relación de amistad o detectar quiénes son nuestros amigos más íntimos simplemente observando cómo responden nuestros cerebros a unos vídeos.

Dime quiénes son tus amigos y te diré cómo piensas

Se trata de un estudio pionero dirigido a examinar las conexiones de la actividad neuronal de las personas dentro de su red social en el mundo real. En el experimento analizaron a casi 280 personas y sus amistades, tanto las más íntimas como los vínculos sociales más lejanos. Todos vieron una serie de vídeos mientras registraban su actividad neuronal en un escáner funcional de imágenes por resonancia magnética (fMRI).

Los videos abarcaban una gran variedad de temas y géneros, desde política hasta ciencia, comedia y música, de manera que desataran una gran variedad de respuestas. Los vídeos se presentaron en el mismo orden y luego los neurocientíficos compararon las respuestas neuronales para determinar el grado de diferencia o semejanza.

Descubrieron que los amigos íntimos tenían los patrones de actividad neuronal más similares, seguidos por los amigos de los amigos. Por tanto, tan solo viendo sus respuestas neuronales, podían señalar la intensidad del vínculo que nos une con otra persona.

Articulos Relacionados:

La triada tóxica de las personas infelices
Es mejor estar solos, que con alguien que nos haga sentir solos
Las personas inteligentes disfrutan más de la soledad
5 hábitos mentales que te impiden pensar con claridad
Cuando te planteas las preguntas correctas, las respuestas dejan de importarte
¿Cómo conocer inmediatamente la personalidad de alguien con una sola pregunta?
Decir adiós a quien no te necesita es sinónimo de madurez
¿Quiere saber cuál es su dieta ideal?, use esta calculadora en línea
¿Cómo el estrés puede causarte un infarto?
Con el tiempo queremos más, pero a menos gente
La necesidad de la velocidad de saber como funcionan las cosas
Una mala relación de pareja puede romperte el corazón, literalmente, sobre todo si eres mujer
7 cosas que haces hoy de las que te arrepentirás dentro de 10 años
¿Sabías que dormir poco y mal encoge y envenena el cerebro?

Vale aclarar que las respuestas neuronales a estímulos dinámicos naturales, como los videos, son una ventana a los procesos de pensamiento espontáneos de las personas a medida que se van desarrollando. Estos resultados sugieren que los amigos procesan el mundo que les rodea de manera muy similar.

Curiosamente, la similitud de la respuesta neuronal entre los amigos era aún más parecida en las regiones cerebrales involucradas en la respuesta emocional, la capacidad de atención y el pensamiento reflexivo.

Ver el mundo a través de los ojos de los demás

En realidad, no es tan extraño ya que somos seres sociales que nos conectamos continuamente con los demás. Debemos apropiarnos de la “Teoría de la Mente” de otra persona si queremos mantener una relación satisfactoria a largo plazo. Eso significa que, a la larga, después de mucho tiempo de relación, nuestras respuestas neuronales terminan pareciéndose a las suyas ya que aprendemos a ver el mundo a través de sus ojos.

Obviamente, se trata de una experiencia recíproca ya que nosotros también influimos en su manera de ver el mundo. Tampoco podemos olvidar que, dado que elegimos a nuestros amigos, es muchísimo más probable que seleccionemos a personas con las cuales tenemos puntos y formas de pensar común, por lo que las coincidencias en la manera de procesar la información aumentan.

Fuente:

rinconpsicologia.com  Parkinson, C.; Kleinbaum, A. M. & Wheatley, T. (2018) Similar neural responses predict friendship. Nature Communications; 9 (1).

La canción más relajante del mundo disminuye la ansiedad en un 65%

La canción más relajante del mundo disminuye la ansiedad en un 65%

La ansiedad es uno de los grandes monstruos de la era moderna. Una investigación publicada hace poco por científicos de la Universidad de Harvard señaló que los problemas causados por el estrés y la ansiedad causan más muertes que la diabetes y la influenza. Sin duda, este estado, sobe todo si se mantiene a lo largo del tiempo, no es algo que se pueda tomar a la ligera.

El hecho de que vivamos en una cultura altamente competitiva e individualista contribuye en gran medida a que desarrollemos un mayor nivel de ansiedad. Cuando sentimos que no tenemos asideros a los cuales aferrarnos podemos experimentar ataques de pánico, la sensación de ahogo y una enorme ansiedad; síntomas de la desconexión de la que somos víctimas.

Por desgracia, no existe una herramienta mágica para eliminar este problema y los medicamentos para la ansiedad tampoco son la solución, al menos a largo plazo. Sin embargo, en momentos de gran tensión podemos recurrir a la música, una excelente estrategia para canalizar nuestros estados de ánimo y reencontrar el equilibrio perdido. De hecho, los estudios de neuroimagen han revelado que la música actúa a un nivel profundo del cerebro, estimulando zonas a las que no solemos acceder de manera racional que están vinculadas con las respuestas emocionales.

¿Cuál es la canción más relajante del mundo?

Un equipo de investigadores del Minlab International se propuso encontrar las piezas musicales que más pueden ayudarnos a combatir la ansiedad. Estos neurocientíficos encontraron que un tema en particular arrojaba resultados espectaculares ya que las personas reportaban una reducción del 65% en sus niveles de ansiedad.

Para llegar a estas conclusiones reclutaron a un grupo de voluntarios y les pidieron que completaran una serie de rompecabezas, una tarea contrarreloj. La prueba estaba especialmente concebida para generar estrés. Luego los participantes escucharon diferentes temas musicales, mientras los investigadores monitorizaban su ritmo cardíaco, la presión sanguínea, la actividad cerebral y el ritmo respiratorio en busca de signos que indicaran una disminución del estrés.

El tema musical en cuestión es de Marconi Union, un trío británico que lo compuso precisamente para promover un estado de relajación. Por eso, no es extraño que hace algunos años lo catalogaran como “la canción más relajante del mundo”.

Este tema es tan especial porque comienza con un ritmo mantenido de 60 pulsaciones por minuto para disminuir gradualmente hasta llegar a 50. Cuando la escuchamos y nos centramos en la música, nuestro corazón se “sintoniza” con esas pulsaciones. También influye el hecho de que el tema dure ocho minutos ya que ese proceso de sincronización fisiológica tarda aproximadamente cinco minutos, por lo que una canción más corta no tendría el mismo efecto relajante.

Por otra parte, los intervalos armónicos entre las notas crean la sensación de euforia y comodidad. Además, la melodía está compuesta de forma tal que le permite al cerebro desconectarse por completo ya que no necesita mantenerse alerta para prever qué pasará en la próxima nota.

En vez de continuos altibajos, aparecen carrillones de forma aleatoria que inducen un sentido más profundo de la relajación. El elemento final son los sonidos bajos, como un murmullo o zumbido, como los cantos budistas.

Por supuesto, este tema musical no es la panacea y es probable que algunas personas encuentren otras canciones mucho más relajantes. En cualquier caso, lo importante es que tengas tu propia playlist para los momentos en que más lo necesites.

Si necesitas inspiración, estos neurocientíficos consideran que estas son las 10 canciones más relajantes del mundo:

10. “We Can Fly” de Rue du Soleil (Café Del Mar)
9. “Canzonetta Sull’aria” de Mozart
8. “Someone Like You” de Adele
7. “Pure Shores” e All Saints
6. “Please Don’t Go” de Barcelona
5. “Strawberry Swing” de Coldplay
4. “Watermark” de Enya
3. “Mellomaniac (Chill Out Mix)” de DJ Shah
2. “Electra” de Airstream
1. “Weightless” de Marconi Union
La paradoja humana: Perder la salud por ganar dinero y perder el dinero para recuperar la salud

La paradoja humana: Perder la salud por ganar dinero y perder el dinero para recuperar la salud

“Lo que más me sorprende es el ser humano. Sacrifica su salud para poder ganar dinero. Y luego sacrifica su dinero para poder recuperar su salud. Está tan ansioso por su futuro que no disfruta del presente y, como resultado, no vive en el presente ni en el futuro. Vive como si nunca fuera a morir y muere como si nunca hubiera vivido”.

Esta cita se le atribuye al Dalai Lama, aunque todo parece indicar que en realidad no es suya. Sin embargo, sea quien sea el autor, encierra una enorme verdad que olvidamos a menudo y solo recordamos cuando ya es demasiado tarde.

¿Cómo perdimos la perspectiva en el camino?

Cuando somos pequeños tenemos una especie de radar para la felicidad. Sabemos qué nos hace felices, cosas muy sencillas, como estar con nuestros padres, correr, comer algo que nos guste, descubrir un sitio nuevo…

Sin embargo, a medida que crecemos la sociedad nos va alejando de esas cosas que tanto disfrutábamos. Así, nos vemos obligados a dedicarle cada vez más tiempo a actividades que no nos agradan tanto, mientras vemos cómo el tiempo que antes dedicábamos a lo que nos hacía felices se reduce.

Poco a poco, la sociedad nos va imponiendo sus propios objetivos. Nos va transmitiendo la idea de que para ser personas valiosas no basta con ser únicos y disfrutar de esa unicidad en el respeto a los otros sino que es necesario sacar buenas calificaciones y, más tarde, obtener un buen trabajo que pueda satisfacer unas necesidades materiales en continuo aumento.

De esta forma terminamos perdiendo la conexión con nuestro “yo” más profundo, olvidamos lo que antes nos hacía felices y comenzamos a pensar que solo podremos ser felices si somos exitosos, si cumplimos con esos objetivos y seguimos los patrones que ha dictado la sociedad.

Como resultado, trabajamos cada vez más, aunque ese trabajo no nos guste ni nos satisfaga, haciendo que cada día se convierta en una tortura que no solo nos arrebata una dosis de bienestar psicológico sino también de salud. Por eso, no es extraño que al cabo de los años terminemos enfermando, y necesitemos emplear todo el dinero que hemos ahorrado para intentar recuperar la salud, a menudo sin lograrlo.

Descansar, el nuevo pecado capital

Solemos caer en esta paradoja porque damos por descontado nuestra salud, al menos mientras la tenemos, por lo que cada día tensamos un poco más la cuerda, hasta que llega un punto en el que se rompe.

También contribuye el hecho de que la sociedad afirme constantemente, sobre todo a través de los mensajes publicitarios, que no podemos parar, que es necesario seguir adelante. Este mensaje crea un sentido de culpa en las personas que simplemente necesitan apartarse del carril rápido y descansar un poco en el arcén para recuperar fuerzas.

De esta forma la industria farmacéutica, que alcanza ganancias multimillonarias ya que, como media, por cada dólar invertido obtiene 1.000 de beneficio, nos vende medicamentos que no necesitaríamos si simplemente nos detuviésemos un poco y descansáramos o si cambiáramos nuestro estilo de vida.

¿Cuál es la solución? 3 preguntas para reflexionar

La clave radica en hacer un alto y adoptar una distancia psicológica. Es obvio que todos necesitamos satisfacer ciertas necesidades básicas, y para lograrlo debemos estar inmersos en la sociedad y la economía global, las cuales intentarán imponer sus reglas.

Sin embargo, lo cierto es que la mayoría de las personas no trabaja simplemente para satisfacer sus necesidades básicas sino que va mucho más allá, trabaja para comprar cosas que le han hecho creer que les harán felices o para alcanzar determinadas metas que, en teoría, son deseables, como el éxito y la admiración.

En esa carrera las personas pierden a sus amigos, su familia y su salud. Y lo peor de todo es que se dan cuenta cuando ya es demasiado tarde. Algunas preguntas que te ayudarán a reflexionar para no caer en esa trampa mortal son:

– ¿Cuánto tiempo de tu vida estarías dispuesto a pagar por ese nuevo producto? Recuerda que cada cosa que compras no vale dinero, sino tiempo de tu vida: el tiempo que has empleado en obtener ese dinero. Por tanto, pregúntate si de verdad quieres gastar tu tiempo en eso.

– ¿Es realmente necesario? Muchas de las cosas que hacemos o compramos no son realmente necesarias, nos han hecho creer que lo son, pero no es así. No es necesario tener el último modelo de smartphone y quizá ni siquiera es necesario trabajar tantas horas al día, basta con cambiar nuestro estilo de vida y nuestras prioridades.

– ¿Es esta la vida que quiero dentro de 20 años? Imagínate dentro de 10 o 20 años, ¿la vida que llevas ahora es la vida que quieres mantener? Si sigues ese estilo de vida, ¿cómo te ves dentro de una o dos décadas? Recuerda que el futuro se comienza a construir desde el presente, así que si no cambias hoy, es inútil esperar un futuro diferente.

Funte: rinconpsicologia

Una mala relación de pareja puede romperte el corazón, literalmente, sobre todo si eres mujer

Una mala relación de pareja puede romperte el corazón, literalmente, sobre todo si eres mujer

El amor es una de las cosas más maravillosas que existe. Sin embargo, una mala relación de pareja es justo lo opuesto, puede convertirse en una auténtica pesadilla. De hecho, las personas que están inmersas en una relación de pareja conflictiva se exponen a un riesgo mayor de tener problemas del corazón.

Una relación de pareja conflictiva daña el corazón

Diferentes estudios han demostrado que las personas casadas suelen ser más saludables que los solteros o divorciados. Sin embargo, no todos los matrimonios son positivos, la calidad de la relación es un factor fundamental que determinará si la persona que tienes a tu lado te ayuda a combatir los problemas o, al contrario, los genera.

De hecho, los efectos negativos de un mal matrimonio se aprecian fundamentalmente en las mujeres, según descubrió un estudio realizado en el Instituto Nacional de la Salud. Estos psicólogos les dieron seguimiento durante un periodo de cinco años a 1.200 personas con edades comprendidas entre los 50 y 80 años.

Los investigadores se centraron fundamentalmente en la salud cardiovascular, analizando desde el nivel de colesterol hasta los infartos y los ictus. Luego compararon su estado de salud con el nivel de satisfacción que experimentaban en su matrimonio. Se indagó sobre la cercanía emocional con la pareja, el grado de felicidad en el matrimonio y cuán crítica o demandante era la persona con quien compartían su vida.

Al cruzar los datos los investigadores descubrieron que la calidad del matrimonio estaba relacionada con la salud cardíaca, sobre todo de la mujer. Constataron que un mal matrimonio es una fuente constante de estrés, el cual genera cambios en el organismo que tienen un efecto acumulativo y que pueden terminar causando problemas cardiovasculares.

De hecho, no se trata de que después de una discusión de pareja puntual provoque un infarto. Los investigadores explican que nuestro cuerpo recuerda, por lo que las secuelas de una mala relación de pareja aparecen con el tiempo.

¿Por qué las mujeres son más vulnerables?

No es el primer estudio que encuentra una correlación entre los conflictos de pareja y los problemas cardiovasculares en las mujeres. De hecho, una investigación realizada en unas 300 mujeres suecas encontró que el riesgo de sufrir un infarto se multiplica por 3 cuando existen problemas serios en el matrimonio. Resulta curioso que el estrés generado por las presiones laborales no representaba un riesgo tan elevado para la salud.

Los investigadores creen que las mujeres son más vulnerables porque tienden a somatizar sus sentimientos, se deprimen con mayor facilidad y son más sensibles a los problemas en la relación de pareja. En este sentido, también se ha apreciado que cuando las mujeres se enferman, la relación de pareja se suele deteriorar, pero no ocurre lo mismo cuando quien se enferma es el hombre. Esto podría deberse a que las mujeres suelen asumir con mayor facilidad el rol de cuidadoras y se preocupan por no agudizar el estrés mientras que los hombres podrían no ser tan sensibles cuando sus parejas enferman.

Fuentes: rinconpsicologia
Liu, H. & Waite, L. (2014) Bad Marriage, Broken Heart? Age and Gender Differences in the Link between Marital Quality and Cardiovascular Risks among Older Adults. Journal of Health and Social Behavior; 55(4): 403-423.
Orth, K. et. Al. (2000) Marital Stress Worsens Prognosis in Women With Coronary Heart DiseaseThe Stockholm Female Coronary Risk Study. The Journal of the American Medical Association; 284(23): 3008-3014.

Los conflictos de pareja son más dañinos que fumar o tener el colesterol alto

Los conflictos de pareja son más dañinos que fumar o tener el colesterol alto

Las relaciones interpersonales son nuestra mayor fuente de satisfacción, y también de problemas. La relación de pareja, en especial, se convierte en fuente de enormes alegrías y representa un apoyo inmenso en los momentos difíciles pero cuando se convierte en una relación conflictiva genera grandes preocupaciones que, a la larga, no solo afectan nuestro equilibrio psicológico sino también nuestra salud, aumentando el riesgo de que padezcamos enfermedades graves.

Si tu pareja es feliz, serás más saludable

En 1858, un epidemiólogo británico llamado William Farr se dedicó a estudiar lo que denominó la “condición conyugal” de los franceses. Dividió a la población en tres categorías: casados, solteros y viudos. Luego revisó los registros de nacimiento, defunción y matrimonio, así como las tasas de mortalidad. Concluyó que, al menos en aquella época, las personas casadas tenían vidas más largas y saludables.
Hace poco, psicólogos de la Universidad Estatal de Michigan publicaron un estudio que fue el resultado de seis años de investigación. Durante ese tiempo, les dieron seguimiento a 1.981 parejas y descubrieron que la felicidad de su media naranja estaba relacionada con la salud del compañero. Es decir, si tu pareja es feliz, tienes más probabilidades de tener buena salud.
Por supuesto, no son los únicos estudios que han puesto de relieve la relación entre la salud y la satisfacción con la vida en pareja. De hecho, también se ha apreciado que, como regla general, las personas casadas son menos propensas a tener que pasar por un quirófano, morir debido a un cáncer y tienen un riesgo menor de desarrollar demencia.
Sin duda, cuando tenemos una pareja, sobre todo si existe una buena relación, recibimos más apoyo y, por supuesto, nos enfrentamos a menos estrés ya que compartimos el peso de los problemas. Sin embargo, el simple hecho de tener una pareja no mejora nuestra salud. Cada vez más estudios apuntan que cuando la relación de pareja es tormentosa y conflictiva, el equilibrio psicológico y la salud de sus miembros se deteriora rápidamente.

Cuando la relación de pareja mata

Investigadores de la Universidad Estatal de Michigan analizaron los datos de 1.200 personas de más de 50 años, indagaron en sus hábitos de vida, como fumar, midieron sus indicadores de salud, como el colesterol, y evaluaron la calidad de su matrimonio. Así descubrieron que los conflictos en la relación de pareja eran la antesala de los problemas cardiovasculares, en algunos casos eran un predictor mucho más fiable que fumar o tener el colesterol elevado. Curiosamente, las mujeres sufrían más este efecto negativo que los hombres. Por eso, se ha llegado a afirmar que los conflictos de pareja pueden ser más dañinos para el corazón que fumar o tener el colesterol elevado.

Otros estudios epidemiológicos también sugieren que un matrimonio infeliz aumenta el riesgo de sufrir ataques cardíacos y enfermedades cardiovasculares. De hecho, una investigación realizada en unas 300 mujeres suecas encontró que el riesgo de sufrir un infarto se multiplica por 3 cuando existen conflictos en el matrimonio. Curiosamente, el estrés generado por el trabajo no representaba un riesgo tan elevado para la salud.

¿Por qué los conflictos de pareja son tan dañinos? ¿Cuál es su impacto en nuestro organismo?

Para encontrar la explicación debemos remontarnos a una serie de investigaciones realizadas por investigadores de la Universidad Estatal de Ohio. En una de ellas, reclutaron a 76 mujeres, la mitad casadas y la otra mitad divorciadas o a punto de separarse. A través de exámenes de sangre, descubrieron que quienes mantenían una relación de pareja difícil o seguían atadas emocionalmente a una relación complicada, mostraban una respuesta más débil del sistema inmunitario.
Estos investigadores fueron un paso más allá, para averiguar qué sucede en nuestro organismo durante una pelea con nuestra pareja. Así, reclutaron a 42 parejas casadas y aparentemente felices. El experimento se desarrolló en dos fases, el primer día la pareja habló durante media hora sobre temas que estimulaban las actitudes de apoyo. Otro día, hablaron sobre temas que generaban tensión y conflictos. Mientras hablaban, en sus brazos se crearon pequeñas ampollas mediante un dispositivo especial.
El objetivo era ver si el apoyo o la incomprensión afectaban los tiempos de recuperación. Y así fue. Cuando las parejas discutieron, las heridas tardaron un día más en sanar, en comparación con aquellas que se produjeron durante una conversación agradable. Además, las heridas de las parejas que mostraron niveles especialmente elevados de hostilidad mientras discutían tardaron dos días más en sanar, en comparación con quienes se mostraron menos hostiles.
Estos datos sugieren que el estrés que experimentamos durante una discusión de pareja puede llegar a ser muy elevado, el cual terminará provocando una serie de cambios en nuestro organismo que, si se mantienen a largo plazo, nos pasarán una elevada factura, tanto en el plano físico como psicológico.
Fuentes:
Chopik, W. J. & O’Brien, E. (2016) Happy You, Healthy Me? Having a Happy Partner Is Independently Associated With Better Health in Oneself. Health Psychology.
Kielcot-Glaser, J. K. et. Al. (2005) Hostile marital interactions, proinflammatory cytokine production, and wound healing. Arch Gen Psychiatry; 62(12): 1377-1384.
Liu, H. & Waite, L. (2014) Bad Marriage, Broken Heart? Age and Gender Differences in the Link between Marital Quality and Cardiovascular Risks among Older Adults. Journal of Health and Social Behavior; 55(4): 403-423.
Orth, K. et. Al. (2000) Marital Stress Worsens Prognosis in Women With Coronary Heart DiseaseThe Stockholm Female Coronary Risk Study. The Journal of the American Medical Association; 284(23): 3008-3014.
Ponerse sus zapatos; al fin y al cabo, son bastante parecidos

Ponerse sus zapatos; al fin y al cabo, son bastante parecidos

¿Por qué triunfa una persona y otra abandona la sociedad? Para responder a esta pregunta, Pachi Tamer se sumerge en el mundo de los sintecho: los fotografía alrededor del mundo y les pregunta sobre sus vidas y sus sueños. Poniéndose en sus zapatos – a veces literalmente –, analiza la fina línea que separa el éxito de la desesperación.

Expositor: Pachi Tamer

Fuente: TED Español trae las ideas de TED (Tecnología, Entretenimiento, Diseño) a la comunidad de habla hispana. Suscríbete aquí: https://www.youtube.com/channel/UCshV…

El significado auténtico de vivir la vida plenamente

El significado auténtico de vivir la vida plenamente

“Todo el mundo debería tener la oportunidad de vivir el final de su vida”, afirma Matías Najún. Como médico que trabaja en cuidados paliativos, ha presenciado la muerte más de la cuenta y en esta charla conmovedora plantea que los últimos días en paz no son más que un derecho humano esencial. Escuchemos lo que él opina de cómo podemos aprender a superar el temor natural al final y trabajar para ofrecer una partida de este mundo respetuosa y en paz, tanto para nosotros como para nuestros seres queridos.

Fuente: TED Español trae las ideas de TED (Tecnología, Entretenimiento, Diseño) a la comunidad de habla hispana. Suscríbete aquí: https://www.youtube.com/channel/UCshV…