¿Cómo superar un divorcio y educar a un hijo a través de la creatividad y la música?<span class= No ratings yet. "/>

¿Cómo superar un divorcio y educar a un hijo a través de la creatividad y la música? No ratings yet.

¿Cómo superar un divorcio y educar a un hijo a través de la creatividad y la música?
How to overcome a divorce and raise a child through music and creativity?
Después de trabajar casi 20 años en publicidad como redactor y director creativo, Pachi renunció a su última agencia para usar la comunicación de una manera diferente. Creador de One Dollar Dreams, una organización sin fines de lucro cuyo objetivo es cumplir los sueños de las personas que viven en situación de calle, hoy no solo se dedica a la comunicación y al trabajo social, también es fotógrafo, director de cine y speaker internacional. Pero por sobre todas las cosas, Pachi es papá. El papá de Elena.

Fuente: This talk was given at a TEDx event using the TED conference format but independently organized by a local community. Learn more at http://ted.com/tedx

Elena | Pachi Tamer |

Por favor califique este post

Si te permites lo que mereces, llegará lo que necesitas<span class= No ratings yet. "/>

Si te permites lo que mereces, llegará lo que necesitas No ratings yet.

¿Te ha pasado alguna vez que, de repente, cuando menos lo esperabas, eso que tanto ansiabas se concretizó?
¿En alguna ocasión has experimentado esa sensación casi mágica de que todo funciona como debería?
¿Has tenido días en los que todo ha fluido con extrema naturalidad?
Algunos intentan explicar estos hechos recurriendo al destino, otros afirman que las estrellas estaban alineadas y no faltan quienes echan mano a la suerte o a la providencia. Sin embargo, en realidad la explicación es mucho más sencilla, y se encuentra dentro de nosotros. No son las hadas madrinas ni los ángeles de la guarda sino nosotros mismos quienes construimos esas situaciones maravillosas.
Las cosas buenas no llegan porque sí, no son simples golpes de suerte, es necesario que las busquemos activamente, que las deseemos y, sobre todo, que demos los pasos necesarios para acercarnos a ellas. Solo de esta forma, un día, podrán concretizarse. Pequeños pasos, dados con constancia, nos acercan a nuestras metas.
El principal problema es que en muchas ocasiones nos convertimos en el principal obstáculo para alcanzar esas metas, nos asustamos tanto que, inconscientemente, saboteamos todo lo que habíamos hecho. A partir de ese punto, las cosas comienzan a salir mal y le echamos la culpa a la mala suerte. Pero en realidad deberíamos mirar dentro de nosotros, para encontrar la respuesta.

Las resistencias internas y el miedo a la plenitud

Aunque nos cueste reconocerlo, estamos demasiado acostumbrados a nuestra zona de confort. En ese espacio, aunque hay muchas cosas que nos molestan, también hay muchas cosas que nos brindan seguridad. Hemos logrado un equilibrio en el que, mal que bien, logramos sobrevivir. Y nos aterra romper ese equilibrio.
Por eso, en muchas ocasiones, damos marcha atrás justo cuando estamos a punto de conseguir un cambio radical por el que hemos estado trabajando durante mucho tiempo. Por eso, cuando las cosas estaban marchando bien y de repente se desmoronan, en vez de culpar al destino, deberíamos preguntarnos qué resistencias internas se han puesto en marcha.
De hecho, en muchos casos, mientras más cerca está la meta, más grande es el miedo porque ello implica romper para siempre con la zona de confort que ya conocemos y cambiar de dirección. Ese cambio puede resultar atractivo pero también genera mucho temor. Sufrimos lo que podría denominarse el “miedo a la plenitud”. Y este temor suele ser paralizante. El miedo es tan grande que simplemente nos bloqueamos y dejamos de actuar. Es en ese momento cuando las cosas que parecían marchar bien, se tuercen.

¿Cómo vencer esas resistencias?

En algunos casos, esas resistencias internas son un signo de que aún no estamos preparados para dar el gran paso. De hecho, aunque las cosas positivas parezcan geniales, pueden implicar cambios para los que no estamos lo suficientemente preparados. Es un fenómeno que se aprecia mucho en los famosos, sobre todo cuando alcanzan el éxito muy jóvenes y se quiebran ante su peso. En ese caso, es mejor no violentar los acontecimientos, tener un poco de paciencia y trabajar en nuestro interior.
En otros casos, esas resistencias son solamente la expresión del miedo a lo desconocido y el temor a abandonar lo conocido. Darnos cuenta de su existencia ya es un paso enorme. El segundo paso consiste en prepararnos para el futuro, visualizar lo que haremos, de manera que nos sintamos cada vez más cómodo en esa situación que antes nos atemorizaba. Si seguimos dando pasos en esa dirección, antes o después, esa meta se materializará.

Si cambias tus pensamientos, cambias tu realidad

En muchos casos, basta cambiar nuestros pensamientos para que la realidad a nuestro alrededor cambie. No se trata de imaginar y lograr lo que deseamos con la fuerza del pensamiento, sino de generar un cambio en nuestra forma de pensar que nos abra el camino a diferentes posibilidades, ante las cuales antes estábamos cerrados.
De hecho, en la vida, a veces no es necesario luchar sino tan solo dejarse llevar por la corriente, aprender a fluir y estar atentos a las oportunidades que se presentan a lo largo del camino. Es un cambio interior que abre las puertas a un mundo completamente nuevo donde los límites los ponemos nosotros.

Por favor califique este post

Programar para aprender sin limites<span class= No ratings yet. "/>

Programar para aprender sin limites No ratings yet.

Antonio con solo 8 anos no solo programa para que sus companeros aprendan lecciones de clase sino que ensena a otros ninos mas pequenos aun la magia que es crear con unos cables, un ordenador y mucha imaginacion. En su charla Antonio comparte como lo hace y sobre todo su vision de la importancia de compartir recursos con todo el mundo para seguir aprendiendo y creando

Vallisoletano 8 anos. Su pasion, la programacion. Con ella imagina, crea juegos, historias, animaciones, y aprende divirtiendose y compartiendolo con ninos de todo el mundo. Pertenede al CJP (Club de Jovenes Programadores) de la Universidad de Valladolid y participa en el Scratch Day, que en Valladolid se celebra en la Universidad de Informatica,

Fuente: This talk was given at a TEDx event using the TED conference format but independently organized by a local community. Learn more at http://ted.com/tedx

Por favor califique este post

Es mejor estar solos, que con alguien que nos haga sentir solos<span class= No ratings yet. "/>

Es mejor estar solos, que con alguien que nos haga sentir solos No ratings yet.

Hay determinados momentos en los que podemos sentirnos solos, aunque estemos rodeados de personas. Estar con los demás no implica conectar con ellos. Por ejemplo, en una fiesta en la que no encajamos, no solo nos aburriremos sino que podemos sentirnos excluidos, raros y solos. Sin embargo, tarde o temprano esa fiesta llegará a su fin y todo terminará ahí. Regresaremos a nuestro hogar y nos deshacernos de esas sensaciones desagradables.
El problema comienza cuando las personas con las que nos relacionamos todos los días, las personas que deberían estar más cercanas a nuestro corazón, nos hacen sentir solos. Si no nos damos cuenta de esa “soledad acompañada” a tiempo o simplemente no sabemos cómo acabar con esa situación, nos invadirá un enorme vacío y sufriremos heridas emocionales que serán difíciles de sanar.

Las señales que indican que estamos solos, aunque estemos acompañados

Solemos pensar que al encontrar una pareja o tener un hijo, nunca más nos sentiremos solos. Por desgracia, no siempre es así. El tipo de relación que se establece y los conflictos que surgen a lo largo del tiempo pueden hacer que, estando acompañados, nos sintamos solos e incomprendidos. Sin embargo, a veces tardamos demasiado en comprender de dónde proviene esa sensación de vacío y dejamos pasar años antes de tomar cartas en el asunto. Para ese entonces, nuestro equilibrio emocional se habrá deteriorado mucho.
La buena noticia es que es posible evitar que esta situación empeore, basta saber reconocer las señales que indican que en realidad estamos solos, aunque tengamos a alguien a nuestro lado:
– La persona que debe motivarte en tus nuevos proyectos e ideas, te desmotiva y crea obstáculos.
– La persona que debe apoyarte en los momentos difíciles te echa la culpa de lo ocurrido y se lava las manos.
– La persona que debe compartir tus intereses, te critica constantemente y no tiene en cuenta tus gustos y necesidades.
– La persona que debe estar a tu lado no te dedica tiempo de calidad, por lo que no te sientes comprendido/a ni amado/a.
– La persona que debe ayudarte a crecer y mejorar, te hace sentir inferior.

Las heridas emocionales que deja la “soledad acompañada”

Pasar tiempo con la persona equivocada puede llegar a ser una experiencia muy negativa que abrirá graves heridas emocionales. En estos casos suele aparecer una profunda sensación de culpa, además de un enorme vacío. De hecho, el problema es que a menudo esa soledad se experimenta como un rechazo. Así, poco a poco, esa persona se sentirá cada vez más inadecuada e indigna de afecto, por lo que su autoestima terminará resintiéndose. Si no resuelve esta situación a tiempo, la depresión puede acechar a la vuelta de la esquina ya que la persona se va sumiendo en un estado de apatía y pierde la alegría de vivir.
En otros casos, la persona que se siente sola puede hacer todo lo posible por acercarse al otro y conectar emocionalmente. Sin embargo, al no encontrar la respuesta esperada, esa búsqueda de conexión puede transformarse en una búsqueda de aprobación, que terminará generando una dependencia emocional. En este punto, el estado de ánimo y la autoestima de la persona dependerá de la atención, los elogios o las críticas del otro, lo cual la subirá a bordo de una montaña rusa emocional que terminará causándole grandes desequilibrios.

¿Por qué es tan difícil romper con todo?

Tomar la decisión de acabar con una relación que en realidad nos hace sentir solos puede llegar a ser muy complicado, por varios factores.
– Nada es en blanco y negro. En las relaciones interpersonales nada es en blanco y negro. Esto significa que quizá esa persona que hoy nos hace sentir solos, en otro momento fue una fuente de alegría, apoyo y satisfacción. Esos recuerdos hacen que permanezcamos atados al pasado, obviando los problemas del presente.
– Miedo a salir de la zona de confort. Aunque seamos conscientes de que no estamos atravesando precisamente por nuestro mejor momento, es probable que nos hayamos acostumbrado a esa situación, que hayamos encontrado un equilibrio dentro de ese malestar, y tenemos miedo a que nuestra decisión empeore las cosas. El hábito y las rutinas son motivos muy poderosos que nos mantienen atados a situaciones que nos lastiman.
– Rechazo al “fracaso”. En muchas ocasiones, cuando decidimos darle una segunda, tercera o cuarta oportunidad a la otra persona, en realidad nos las estamos dando a nosotros mismos. Hay quienes creen, por ejemplo, que el divorcio implica que han fracasado, y se resisten a aceptarlo, empeñándose en insuflarle vida a una relación que ya ha muerto.

La soledad elegida: Disfrutar de tu compañía es un regalo extraordinario

Abandonar una relación en la que nos sentimos solos, una relación que en vez de satisfacer nuestras necesidades genera problemas y crea carencias, es un acto de amor propio y, en muchas ocasiones, incluso de supervivencia. Apostar por tu equilibrio psicológico y darte otra oportunidad, esta vez de verdad, es el mejor regalo que puedes hacerte.
En este punto, no se trata de correr a buscar a otra persona que supla ese vacío sino de aprender a estar bien con nosotros mismos, disfrutar de nuestra compañía y hacer las cosas que nos agradan y nos hacen sentir vivos. Se trata de asumir esta etapa como una fase de crecimiento y descubrimiento, para lograr aceptarnos y cerrar las heridas que ha dejado esa relación.
Ya lo había dicho el poeta inglés John Milton en el siglo XVII: “La soledad es a veces la mejor compañía, y un corto retiro trae un dulce retorno“.

Por favor califique este post

Bendita Crisis<span class= No ratings yet. "/>

Bendita Crisis No ratings yet.

Marcos es socio fundador de Formato Verde empresa que trabaja en soluciones para los residuos urbanos y nos cuenta la oportunidad que la crisis ha supuesto para repensar aspectos fundamentales de su organización que ahora pueden resultar claves para el éxito a largo plazo.

Fuente: In the spirit of ideas worth spreading, TEDx is a program of local, self-organized events that bring people together to share a TED-like experience. At a TEDx event, TEDTalks video and live speakers combine to spark deep discussion and connection in a small group. These local, self-organized events are branded TEDx, where x = independently organized TED event. The TED Conference provides general guidance for the TEDx program, but individual TEDx events are self-organized.* (*Subject to certain rules and regulations)

Por favor califique este post

Cuando sabes quien eres, sabes lo que tienes que hacer<span class= No ratings yet. "/>

Cuando sabes quien eres, sabes lo que tienes que hacer No ratings yet.

This talk was given at a local TEDx event, produced independently of the TED Conferences. Alejandra comparte su visión de la sociedad en la que está creciendo, y las conclusiones a las que ha llegado tras sus propias experiencias personales: Vivimos en una sociedad emocionalmente desnutrida sin vulnerabilidad, sin empatía y sin identidad, y hace un poderoso llamamiento a los jóvenes para que construyan su propia identidad y se conviertan, como ella, en verdaderos agentes de cambio.

Alejandra Acosta, 18 años de Madrid, estudia Trabajo Social para ser un verdadero agente de cambio en nuestra sociedad actual.


Fuente: About TEDx, x = independently organized event In the spirit of ideas worth spreading, TEDx is a program of local, self-organized events that bring people together to share a TED-like experience. At a TEDx event, TEDTalks video and live speakers combine to spark deep discussion and connection in a small group. These local, self-organized events are branded TEDx, where x = independently organized TED event. The TED Conference provides general guidance for the TEDx program, but individual TEDx events are self-organized.* (*Subject to certain rules and regulations)

Por favor califique este post

A veces de quien menos esperamos, es de quien más recibimos<span class= No ratings yet. "/>

A veces de quien menos esperamos, es de quien más recibimos No ratings yet.

La vida es una caja de sorpresas que espera pacientemente ser descubierta. Sin embargo, a veces vamos demasiado rápido, demasiado imbuidos en nuestros pensamientos y preocupaciones, como para mirar a nuestro alrededor y apreciar todo lo bueno y bello que nos rodea.

Lo mismo ocurre con las personas con quienes nos encontramos. A veces nuestros prejuicios, estereotipos o simplemente la prisa nos impiden apreciar los regalos que esas personas pueden darnos. Sin embargo, si fuéramos por la vida con la mente más abierta, si tan solo estuviésemos más dispuestos a recibir, descubriríamos con asombro que a veces de quien menos esperamos, es de quién más podemos recibir.

Los regalos llegan de las direcciones más inesperadas

La Segunda Guerra Mundial ya había comenzado y los nazis estaban avanzando por Europa. Una de sus armas secretas era la máquina Enigma, a través de la cual enviaban mensajes cifrados a los submarinos que hostigaban los convoyes de ayuda enviados desde Estados Unidos.

En este contexto, los ingleses reclutaron a uno de los mejores matemáticos y criptoanalistas de la época, Alan Turing, y le dieron una misión que parecía imposible: desencriptar Enigma. Turing decidió olvidarse del método de cifrado tradicional y se propuso crear una máquina que pudiese decodificar a Enigma. Todos pensaron que estaba loco.

Después de años de duro trabajo, sin poder demostrar la eficacia de su invención y a punto de ser apartado del proyecto, la idea del código para echar a andar su máquina provino de una mujer que no tenía nada que ver con la criptografía ni las matemáticas, una mujer que se limitaba a escuchar los mensajes y transcribirlos.

Gracias al arduo trabajo de Turing, que hoy es considerado el pionero de la computación, y a aquella conversación informal con la mujer, se estima que la guerra terminó de 2 a 4 años antes, ahorrando así muchísimas víctimas mortales.

Este ejemplo, que no es el único en la historia, nos indica que en muchas ocasiones, las personas que menos esperamos, pueden tener un regalo inmenso que darnos, solo tenemos que mantenernos abiertos y escucharlas. El problema es que a veces estamos demasiado encerrados en nosotros mismos, a veces nuestras creencias o incluso el propio conocimiento que hemos acumulado, nos impiden ver y aceptar esos regalos.

El error de pensar como los expertos

Un experimento muy interesante llevado a cabo en la Universidad de Cornell pone de manifiesto los riesgos de pensar como los expertos. Estos psicólogos reclutaron a un grupo compuesto por 100 expertos en diferentes materias, algunos eran geógrafos, otros economistas, filósofos, biólogos… Todos debían responder una serie de preguntas, algunas de las cuales estaban relacionadas con su especialidad.

Sin embargo, la trampa se hallaba en que algunas de estas preguntas contenían datos erróneos. Por ejemplo, una pregunta sobre geografía se refería a una ciudad inexistente y una de biología incluía términos inventados, que no existían en esa ciencia.

No obstante, los expertos fueron quienes más cayeron en esta trampa. ¿Por qué? Simplemente porque no querían reconocer su desconocimiento en un campo en el que se consideraban especialistas. Por tanto, lo que creían saber, se convirtió en una barrera que les impidió detectar los errores.

Es curioso porque, aunque no siempre lo reconocemos, a menudo nos comportamos como los expertos del experimento. Adoptamos esa actitud:

  • Cada vez que nos creemos superiores a otra persona.
  • Cada vez que pensamos que tenemos la verdad absoluta en nuestras manos.
  • Cada vez que creemos que nadie tiene nada que enseñarnos.
  • Cada vez que nos cerramos a las nuevas ideas debido a nuestros estereotipos.

Sin embargo, en muchas ocasiones, son precisamente las personas más ajenas a nosotros, quienes nos pueden proporcionar una visión más fresca del problema, una perspectiva más objetiva y novedosa. Por tanto, siempre vale la pena escucharlas.

Personas maravillosas que nos hacen grandes regalos sin pedir nada a cambio

A veces, hay personas que simplemente nos sorprenden. De hecho, a los padres les suele pasar a menudo con sus hijos. Pueden poner sus expectativas e ilusiones en un hijo y al final, es precisamente el otro quien cumple con esos sueños o sigue la tradición familiar.

Este fenómeno también se aprecia en las relaciones de pareja o en el círculo de amigos. Cuando todo parece desmoronarse a nuestro alrededor, el mayor apoyo y comprensión puede que no llegue precisamente de la familia, los amigos o la pareja, sino de un compañero de trabajo o un conocido.

De hecho, es algo que ocurre a menudo en los hospitales. Cuando las personas están hospitalizadas en la misma sala y pasan mucho tiempo juntas, suelen encontrar en ese “desconocido” de la cama de al lado el mayor consuelo, una comprensión que personas más cercanas no les pueden brindar ya que no han vivido esa misma experiencia.

Muchas de estas personas desaparecerán luego de nuestras vidas, se bajarán en la próxima estación y cada quien seguirá su camino. Sin embargo, de vez en cuando, merece la pena recordarlas, recordar cuánto nos aportaron, a menudo sin esperar nada a cambio, sorprendiéndonos gratamente. ¿Quién sabe? Es probable que algún día, quizá ahora mismo, esas personas también recuerden el apoyo que les brindamos.

Sin duda, es muy grato que alguien nos sorprenda de esta manera. Nos reconforta el alma recibir algo de una persona que no espera nada a cambio. Sin embargo, no debemos olvidar que para recibir, primero debemos estar dispuestos a aceptar.

Recuerda que...

A veces quien menos crees, es quien más te enseña, y a quien menos das, es de quien más recibes…

A veces de quien menos esperas, es quien más te entrega, y en quien menos piensas, es quien más te recuerda…

A veces el que más habla, es el que menos oye, y quién más promete, es quien menos cumple…

A veces los que se encuentran más lejos, son quienes a la hora de la verdad están más cerca, y los que en las buenas están más cerca, son quienes en las malas más rápido se alejan…

A veces simplemente nos cuesta entender esa dimensión de vida; ese sentir, pensar y creer que las cosas son menos, cuando realmente son más…

Fuente:
Atir, S. et. Al. (2015) When Knowledge Knows No Bounds. Self-Perceived Expertise Predicts Claims of Impossible Knowledge. Psychological Science; 26(8): 1295-1303.
Rincón de la Psicología

Por favor califique este post