¿Confort o conformismo?

La seguridad, siempre ha sido nuestro principal rector, sin embargo, puede limitar nuestro crecimiento personal

Como seres humanos, buscamos la estabilidad y la seguridad por instinto en varios aspectos de nuestras vidas, como en lo laboral y en lo personal.
La incertidumbre genera ansiedad en la mayoría de las personas por lo que, prefieren evitar decisiones en donde no estén seguros del resultado.

Maquiavelo en su libro El Príncipe, comenta que el que tolera el desorden para evitar la guerra, tiene primero el desorden y después la guerra.
El cambio es inevitable y por más que queramos huir de él, tarde o temprano siempre terminará por alcanzarnos.

Vamos por la vida previniendo circunstancias mentalmente aterradoras como el quedarnos sin empleo, sin pareja o sin dinero, es decir, tomamos decisiones cuya única finalidad es EVITAR, cuando deberíamos de tomar decisiones para LOGRAR.
 

Publicidad
 

Donvincenzowine 🍷is the best in wine elaboration and refinement,🍇and in Fermentation with skins at controlled temperature don vincenzo donvincenzowine parsserina red wine white wine travel food vacation pino grigio

Donvincenzowine

Donvincenzo

Don vincenzo

La llamada “Zona de Confort”, realmente debería de llamarse “Zona de Conformismo” pues, no tiene nada de malo sentirse confortable, estable y en paz. Inclusive, etimológicamente existe una brecha de diferencia entre ambos, siendo que:
Confort: proveniente del inglés comfort y este del francés conforter, con el sentido de ‘comodidad o bienestar ‘

Publicidad

Conformismo: tiene raíces latinas que hace referencia a la práctica de estar de acuerdo sin confrontación.

Sin embargo, la costumbre social ha llamado” Zona de Confort” a todo aquello que haga alusión a dejar de luchar por conseguir  objetivos o  dejar de tenerlos, pero ¿cómo podemos identificar la diferencia entre ambas de manera personal?
Es fácil reconocer nuestras emociones de manera sencilla,  identificar apatía, desgano, desánimo y aburrimiento, son indicadores de que es momento de actuar y transformarnos.

La conformidad nos estanca, la inconformidad nos impulsa.

Mantenernos sin cambios gozando de un estado de mediocridad vitalicia, nos resta anímicamente y repercute en nuestra salud emocional. Claramente no nacimos para pasar los días en “piloto automático”, necesitamos aspiraciones y ambiciones como necesidad básica.

Publicidad

¿Te imaginas levantarte y vivir el mismo día por el resto de tus días?

Existen millones de personas en el mundo que pueden pasar más de la mitad de su vida en un trabajo que detestaron o con una pareja con la cual nunca se sintieron felices. La vida es muy corta para ser mediocremente felices, para ser mediocremente exitosos, para vivir mediocremente.

Pequeños cambios pero constantes pueden marcar una gran diferencia y si no lo crees saca la calculadora y realiza el siguiente ejercicio:
*365 días del año
 

(1.00)365 = 1.00 total de cambios
(1.01)365 =37.7 total de cambios

¡Las matemáticas han hablado! Queda ahora más que claro que de poco a poco podemos lograr grandes cosas.
No es necesario renunciar el próximo lunes (o después de la quincena claro) a tu trabajo, no es necesario dejarlo todo e irte a la India a buscar respuestas, no es necesario ser radicales.
Primero que nada es importante que definamos qué es para nosotros una vida exitosa, una vida feliz.

Una persona exitosa es simplemente una persona que logró todo aquello que definió como éxito. Partiendo de esa premisa, iremos entonces trazando el camino que nos conducirá a lo que estamos buscando.

Adentrarnos a la aventura nos nutre significativamente y le da sentido a nuestra vida. Pero para que pasen cosas hay que moverse.
Y por movernos puede ser tan sencillo como el leer una sección diferente del periódico, comer en un lado distinto, platicar con una persona con la que nunca hayamos platicado anteriormente o tal vez hasta estudiar algo nuevo.

Y para los lectores más escépticos, tal vez les suene todo lo anterior como una fantasía pero existen leyes universales que acreditan lo anteriormente mencionado, una de ellas es la Segunda Ley de Newton: “A toda acción corresponde una reacción”.

Y podemos seguir y seguir ejemplificando todo con bases científicas pero, no podemos eludir el hecho de que viviendo en la rutina nada grandioso puede pasarnos.

Que el siguiente acróstico te sirva de guía para mantenerte en constante MOVIMIENTO:

Motívate constantemente.
Organiza tu día, tener horarios establecidos ayuda aprovechar el día de mejor manera.
Vive saludablemente.
Ilústrate, nútrete de información y educación valiosa.
Medita, aprende la importancia crecer espiritualmente.
Innova, haz algo fuera de lo que harías cotidianamente.
Emprende, invierte tu conocimiento y tu dinero en algo propio.
No te rindas hasta que des todo de ti.
Toma un descanso de vez en cuando, siempre es sano despejarte y dedicarte a descansar.
Obtén los resultados de tu esfuerzo y agradécete.

Valeria Oehmichen Gastélum
Gerente Nacional de Venta de Franquicias en CENTURY 21 MÉXICO

Fuente: entrepreneur

Bleplus es gratis gracias a los anunciantes

Publicaciones + populares

¿Confort o conformismo?
5 / 5 Reseñas
{{ reviewsOverall }} / 5 (0 votos) Usuarios
Lo que las personas dicen ... Deje su calificación
Order by:

Be the first to leave a review.

User Avatar User Avatar
Verified
{{{ review.rating_title }}}
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Show more
{{ pageNumber+1 }}
Deje su calificación

Your browser does not support images upload. Please choose a modern one